Choker: Historia y Opinión.

Por: Stiven Marín

Iniciaré a hablarles desde un punto de vista crítico y de opinión sobre un accesorio muy relevante. Esta gargantilla ceñida al cuello que ha evolucionado con forme al tiempo y sin embargo ha sido resultado de muchas críticas puesto que este accesorio ha recogido históricamente un estereotipo muy importante en la sociedad, muchas personas lo consideran bajo y aun siendo un simple accesorio, etiqueta a las personas que lo utilizan.

Para iniciar con esta teoría empecemos a analizar datos históricos:

 

Robe à la francais con collar, siglo XVII

 

  • Los primeros datos acerca del uso de esta gargantilla inician desde los años 1700 o el llamado ROCOCÓ, donde las mujeres utilizaban vestidos ostentosos y muy pesados de diversos colores y estampados, estos vestidos por lo regular tenían un escote pronunciado para esa época, y las gargantillas por lo regular eran listones de colores con bordados, moños o flores artificiales, o en su defecto hechas de perlas, haciendo juego con el vestido.
  • Otros datos acerca de este periodo indican que durante la revolución francesa, las mujeres solían utilizar un collar de color rojo ceñido al cuello representando a algún pariente muerto en la guillotina.

 

Eugenia, Emperatriz de Francia rodeada de sus damas de honor, Franz Winterhalter, 1855

 

  • Durante los años 1830 con el auge del vestido victoriano con enormes crinolinas o polisones, nuevamente resurge el uso de estos collares o gargatillas hechas con perlas, pero esta vez el cambio es drástico, puesto que el diseño del Choker es mucho más simple, un listón negro ceñido por un moño hecho del mismo listón y que daba al pecho o a la espalda, se debe dar énfasis en el corte del vestido pues de la misma forma que en el rococó existían escotes pronunciados y elegantes.
Mujeres elegantemente vestidas, Too Early-James Tissot, 1873

 

  • Se dice que este collar era utilizado por un grupo de prostitutas de la época, sin embargo hay que tomar en cuenta la tendencia y relevancia que tenía esta gargantilla en esa época, puesto que bailarinas y personas ligadas a la aristocracia lo portaban.
  • Pasamos hasta los años 40, cuando la revista “life” redacta un artículo sobre esta tendencia llamándola DOG COLLARS (collares de perro) estos eran collares hechos con listón negro y pedrería incluida.
Revista LIFE años 40
  • 50 años después durante la década de los años 90, esta tendencia se logra ver y causa un revuelo en todas las chichas, por su practicidad, colores, materiales y aplicaciones que estos collares llevaban, ya que era un have-must que podía complementar todo tipo de estilo, el más famoso era el “Tattoo Choker”
Años 90

En la época actual son elaborados con distintos tipos de material, desde terciopelo, cuero y metal con algún tipo de aplicación

 

 

Finalmente llegamos a este punto, y es cuando iniciamos a analizar toda la información que la historia ha traído hasta ahora, siendo un simple accesorio tiene una importancia tan grande para las mujeres puesto que esto representa ELEGANCIA y SENSUALIDAD, a pesar de ser un cliché, muchas mujeres evitan utilizarlo para evitar este tipo de etiquetas, sin embargo debo decir que: NO LO ES, y jamás será un accesorio que te dirá quién eres y cómo debes ser.

El Choker además de ser sólo un accesorio, es una definición social por desgracia, pero para evitar esto, observemos la forma en cómo se portaba con anterioridad, las mujeres que normalmente usaban vestidos ostentosos y con un tipo de escote pronunciado, utilizaban este collar ceñido únicamente con el propósito de verse elegantes y agregar un algo al cuello y lograr armonía en el conjunto.

Es tu decisión utilizar un choker, el objetivo es verte maravillosa y sentirte segura de ti misma, ahora ya lo sabes, no temas antes las etiquetas y disfruta del buen vestir.

 

Stiven Marín

Fundador de The Judger

Facebook page: www.facebook.com/thjudger

Blog: www.thjudger.wordpress.com

Intagram: @the.judger

Contacto personal: thejudger06@outlook.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *