La limpieza del organismo

Por: Axel Arroyo Cabrera

Una necesidad constante del Ser Humano, de animales y hasta de plantas, es estar y mantenerse limpios, sea por buena presentación, por comodidad, obvio por higiene y SALUD, la sensación de limpieza es realmente positiva y coadyuvante en muchos procesos que requieren asepsia para su desarrollo.

Nada trabaja mejor sucio que limpio, y esta necesidad de pulcritud incluso en las máquinas, con los dichosos mantenimientos que requieren tanto ordenadores, como las propias casas, pasando por celulares y sus famosas aplicaciones de limpieza de teléfonos móviles… Limpia el “caché”, la memoria ram, y en otras circunstancias… ¡Limpia tu cuarto!,… “me voy a hacer una limpia”…, “rechinando de limpio”, y no se trate de autos porque creo, a veces caemos en el exceso. Pero todo apela a la limpieza para un mayor rendimiento.

Particularmente el caso de los autos es muy claro para entender el concepto general, y es así: cuando adquirimos un coche, sea nuevo o usado, las primeras nociones de rendimiento y calidad se perciben al preguntar tanto el año, como el kilometraje y si los servicios dados son “de agencia”. Es decir, EDAD, QUÉ TANTO HAS RECORRIDO, y CÓMO TE HAS ATENDIDO. Obvio siendo nuevo, no aplica.

17909373_10154543156123014_482273332_n

En el auto nuevo hay el servicio de los 5000, 10,000, 15,000 y 20,000 kilómetros, aparte de afinaciones, engrasadas, pulidas, lavadas, enceradas y demás “tuneadas” que hacen verlos más que relucientes, hermosos.

Cuando nosotros hemos tenido la fortuna de llegar a los 29 años (uno previo al inicio de los famosos “tas”, que duran hasta 60 años más), hemos vivido aproximadamente 10,592 días ya. Y los hemos vivido en una de esas, a marchas forzadas, en pura primera, a campo traviesa, con el freno puesto, de reversa, de subida, con sobrecarga, o a muy alta velocidad, y para rematar, hasta con malos “combustibles” (comestibles), es decir, sin atender la calidad de nuestra alimentación o engañados (insisto e insistiré) por el discurso de las empresas en los medios masivos de comunicación en cuanto a la publicidad engañosa de comida procesada.

Entonces, y continuando con la analogía, al haber andado así, por una largo kilometraje de días, sin un servicio de calidad, – y ya no para el cambio -, baste simplemente para la limpieza de nuestros filtros internos, como son colon, hígado, pulmones y riñones. Y habiendo consumido durante ya casi tres décadas, parte de nuestro combustible, que debiera ser natural, con la tendencia hacia lo artificial y procesado.

Hay quien realmente se “hojalatea” la carrocería con cirugías, pero dejan el motor para después y lo mantienen enmohecido, dando entrada o más bien generando desde dentro la acidez o el entorno necesario para el desarrollo de hongos, virus y bacterias, dando paso a condiciones de salud crónico degenerativas que agravan con el tiempo. Ya que en tanto no son grandes molestias, o se acostumbran a vivir con ellas las sobrellevan con los mismos “remedios de televisión” que se pueden comprar hasta en la tienda. Nos venden lo que nos enferma y nos venden lo que calla el aviso del cuerpo mientras empeora cada vez más, hasta el colapso.

17902597_10154543156763014_1459034221_o

Pero bueno, “pa ya no quitarles el tiempo”, y “trofologueando”, pues habría que pensar en “hacerse una limpia”, no de karma ni de aura, esta vez, (porque a mi parecer hay rituales sumamente válidos en cuanto a la necesidad, por cualquier vía, de desintoxicar otros sistemas de nuestro organismo), sino ya del motor interno. En este caso los procesos de desintoxicación que se logran mediante una trofoterapia sistematizada, como el programa general de desintoxicación de 5 etapas es compensar el camino que llevamos recorrido con simplemente 59 días de limpieza celular.

Quedamos que a los 29 años se han vivido 10,592 días aproximadamente, ¿no merece la pena regalarle a tu organismo el .01% de ese tiempo para limpiarlo con una buena detox? Si tienes alguna condición de salud que te apremie seguro se atenúa, y si no tienes nada, simplemente por agradecimiento a tu cuerpo, descanso y prevención.

Regístrate en www.trofoterapia.com/registro para hacerlo ¡ya!

 

¿Quieres más asesoría? contacta a Axel Arroyo Cabrera

Tel: 2224-968094

www.trofoterapia.com

Facebook: soytrofoterapia

Correo: asesoria@trofoterapia.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *